Dónde estamos

 

La capital de la comarca del Bajo Aragón histórico, Alcañiz, se halla a una  altitud es de 340 metros. La zona está a una latitud de 41º y es, por tanto, junto con su altitud y clima, adecuada para el cultivo del olivo.

El terreno está formado por espesas capas sedimentarias (arcillas, yesos, areniscas) del terciario. Siendo idónea  para el cultivo del olivo, ya que éste se adapta a terrenos de distinta composición. El pH del suelo oscila entre 7,5 y 8’5 aproximadamente. Las temperaturas en la zona alcanzan sus valores mínimos durante los meses de Enero, Febrero y Marzo, pudiéndose alcanzar los –10ºC. El promedio de agua caída es de 300 a 400 mm3. El abancalado del suelo y la naturaleza de la tierra es favorable sin embargo para su aprovechamiento, no obstante, los terrenos en general son más sueltos y de mayor espesor que en otras zonas olivareras españolas y así la utilización del agua se hace con más rendimiento.